Busca en "Carlos Crece"

domingo, octubre 20, 2013

Selva de Mar - "Distrails"



Selva de Mar. Imagínenla. Cierren los ojos y caminen o naveguen por ella. ¿Cómo es una selva de mar? No lo sé pero, ¿a que suena bien? El mar inspira, la selva respira. Todos llevamos una y por ella suspiramos. ¿Cómo encontrarla? Indispensable la paz interior o, al menos, la voluntad de pacificar el alma. Respirar la selva e inspirar(se en) el mar, imponerse con gesto sereno a la hostilidad del mundo exterior y salir a caminar guiados por los sentidos. Con paso firme, pero pausado, hacia una selva de mar. 

Selva de Mar. ¡Gran nombre! Pronúncienlo. ¿A que es puro deleite? Detrás de tan evocadora puesta en escena hay un compromiso indudable con la belleza que se desparrama en música, que riega el cerebro con el filtro del alma. Belleza que parece estática y que, sin embargo, se mueve, viaja, muta en sus texturas y formas como lo hace el cielo cada vez que un avión lo atraviesa, rompiendo nubes, dibujando curvas en el tapiz azul celeste. Música que celebra y se celebra con los oídos abiertos como poros tras un baño de vapor. Música que inunda el espacio, que lo llena de suaves reverberaciones para redibujarlo, para alisar las aristas y hacer respirable lo irrespirable. Una selva que grita a pleno pulmón y, sin embargo, parece susurrada por olas que no rompen rotundas sino que se deshacen en mil pequeñas caricias. Una selva a la que el mar entra templando una fría noche de invierno. Shhhhhh, la espuma de las olas. Ábrete de orejas y escucha.

Selva de Mar. Dos que son un coro de texturas y timbres, melodías y sinfonías con percusión, hang y chelo. Dos que son sinfónica con la ayuda amiga de voces, fagot, batería y electrónicas. Dos que son 133, un orfeón de individuos con el buen gusto de invertir como pequeños mecenas en una gran idea y en sí mismos, conscientes de que su dinero siembra un terreno musical de ensueño: la Selva de Mar.

© Carlos Pérez Cruz

Nota: este texto le fue solicitado al autor por el grupo y forma parte del dossier promocional del proyecto Distrails publicado en Whatabout Music.

Selva de Mar
Pablo Wayne : hang, percusión
Sasha Agranov: cello
músicos invitados:
Mû (voz, Guinea Bisau)
Stephanie Pan (voz, U.S.A- Holanda)
Eyal Street (fagot, Israel)
Oriol Roca ( bateria, Cat.)
Dave Bianchi (voz, letra, U.S.A)

  
Free counter and web stats